Asturias es una de las poblaciones más envejecidas, lo que nos indica que hay más personas mayores que jóvenes. Es por eso, que nos preocupamos por el bienestar de estas personas. Con la edad pueden aparecer diferentes tipos de problemas asociados con el envejecimiento normal y también de otro tipo que requieren atención específica. En la mayoría de los casos, los familiares suelen cuidar a los más mayores y a veces estas tareas puede resultar difíciles sin la ayuda de profesionales cualificados. Algunas opciones que ofrecen un gran respiro a los familiares son los servicios de cuidado a los mayores que dan atención especializada e individual a las necesidades básicas y sociales de estas personas, la mayoría de las veces en situación de dependencia, entre ellos se encuentran la ayuda a domicilio, servicio de acompañamiento y la teleasistencia. Nuestro objetivo es fomentar el bienestar del anciano así como promover la autonomía funcional y personal, con la finalidad de que pueda permanecer en su domicilio habitual cómodamente, evitando así el ingreso en una residencia.

Nosotros te ayudamos a mejorar la calidad de vida de los más mayores y de los familiares. Creemos en el envejecimiento activo, promocionando la participación social y el acompañamiento en tareas de la vida diaria como la compra, ir al médico o pasear por el parque. Este tipo de tareas son adaptadas a las diferentes situaciones de las personas. Nuestro equipo brindan atención  cualificada para personas mayores con dependencia enfatizando en actividades de desarrollo de memoria y autonomía.

Realizamos tareas profesionales de carácter preventivo, rehabilitador y/o de acompañamiento, atendiendo las situaciones de dependencia que se producen en el domicilio habitual. Fomentamos la autonomía personal y favorecemos las redes de apoyo.  Esta servicio de apoyo personal, doméstico, psicosocial y técnico, está orientado a mejorar la calidad de vida. Atendemos con mucho cariño las necesidades de cada individuo, incluyendo los grupos familiares, en los casos en que la situación no permite realizar las actividades diarias.

Los servicios que ofrecemos prestan gran apoyo a la unidad familiar, propiciando la estancia en el domicilio habitual, lo que ayuda a no perder la vinculación directa con el entorno familiar y convivencial de la persona mayor. Cubrimos las necesidades que pueden presentar los diferentes tipos de personas y las situaciones que les rodea, como limitación de autonomía personal. La ayuda a domicilio es un servicio que fomenta la normalización. Utilizamos los recursos que presenta el entorno para satisfacer las necesidades individuales, y se realiza principalmente en el domicilio habitual y en los entornos próximos. Abordamos las necesidades de los mayores, tratando de prevenir las situaciones de deterioro o el ingreso innecesario en instituciones como residencias.