Actualmente la esperanza de vida es mayor, por lo que además de tener más años de vida, pueden aparecer algunos problemas asociados a la edad y también puede originarse problemas de otro tipo como de salud. En el envejecimiento normal las personas tienen que adaptarse a la nuevas situaciones que se les plantea, como la reducción de movimiento, soledad o tardar más tiempo en desempeñar las tareas de la vida diaria. Cuando las personas mayores se vuelven dependientes, son los familiares los que en la mayoría de los casos se hacen responsables de ellos, lo que a veces puede resultar difícil o sobrepasarlos. Las ayudas a domicilio son una opción excelente para tener una ayuda adicional y ofrecer un respiro a los familiares.

Nuestro servicios ofrecen ayuda especializada en los domicilios particulares y son un gran apoyo para las familias. Nos encargamos de brindar la mejor  atención centrándonos en las necesidades básicas y sociales de cada uno. Creemos en un envejecimiento activo para cualquier persona, fomentando el bienestar personal de la persona mayor. Te ayudamos a tus seres más queridos estén seguros y en las mejores condiciones.

Llevamos a cabo tareas personalizadas para prevenir, rehabilitar y/o acompañar, siempre desde el punto de vista de envejecer de forma activa. Una de las ventajas del cuidado en domicilios, es fomentar que los más mayores puedan permanecer en su residencia habitual, ya que el entorno que les rodea suele ser un vínculo importante. Nuestro objetivo es proporcionar la ayuda necesaria para tareas personales y cotidianas, abarcando las actitudes psicosociales y técnicas.

Atendemos de forma individualizada y con mucho cariño cada una de las situaciones se nos presentan. Los recurso que utilizamos son los que se presentan en el entorno, además de la alta cualificación de los cuidadores. Tratamos de prevenir cualquier situación de deterioro, ya sea por problemas de salud o soledad.

Nuestras tareas de para envejecer activamente consisten en crear un entorno y unas condiciones para una alargar y optimizar la vida de los mayores. Consideramos que el envejecimiento es un proceso evolutivo y dinámico, como otro ciclo de vida.  Huimos de las viejas costumbres e ideas anticuadas sobre que la vejez es una etapa pasiva, dependiente e improductiva. Las premisas de esta nueva forma de pensar tienen como objetivo mejorar la salud a lo largo de los años y alentar a las personas a vivir más tiempo mientras disfrutan de un bienestar óptimo.

Queremos que estas personas se sientan queridas y útiles, ya que pueden aportar historia y muchos conocimientos a la sociedad. Además creamos entornos adecuados y enseñamos a vivir la vejez de forma activa y saludable, aprovechando al máximo las oportunidades que tenemos disponibles.